Formación Religiosa

Teniendo en cuenta que la escuela supone no solamente una elección en valores culturales, sino también en valores de vida, debe partir de un Proyecto intencionalmente orientado a la promoción total de la persona, poniendo de relieve la dimensión ética y religiosa, con el fin de activar el dinamismo espiritual del sujeto y contribuir a la formación de un hombre pleno.

 

La Educación Religiosa Escolar es concebida como área de conocimiento que intenta dar algunas respuestas a interrogantes fundamentales del ser humano y para ello es necesario brindar una catequesis “orgánica y bien ordenada”. Es entender cómo se pone en juego en cualquier propuesta educativa la antropología cristiana, es decir cómo se concreta el modelo de persona y de sociedad que ella quiere ayudar a formar.

 

Las notas distintivas de la comunidad educativa mercedaria son “un espíritu evangélico de caridad y libertad, en justicia y verdad”, a su vez los mismos se identifican con los fines que hacen a las raíces de nuestro colegio.

 

El espacio de Formación Religiosa debe ser entendido también como un momento de dialogo que es propicio para presentar el mensaje y hecho cristiano con la misma seriedad y profundidad como otro saber, teniendo en cuenta la riqueza de lo que allí se despliega: Un área ético-cristiana-humanística –científica-social con acento en los valores y procesos reflexivos.